Martedì, 09 Febbraio 2016 13:57

La comunità universitaria ecuadoriana contro Erdogan

Scritto da 

Lo scorso 4 febbraio, il presidente Turco Erdogan ha tenuto una conferenza all’Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN) di Quito. Alle proteste dei membri di questa istituzione, è seguita la repressione delle forze di polizia e militari governative.
Di qui l’origine della lettera aperta, firmata da un gran numero di intellettuali ecuadoriani, che riportiamo nel seguito (in castigliano), e per la segnalazione della quale ringraziamo l'amico di Asfer, il prof. François Houtart.


Carta abierta de la comunidad universitaria del Ecuador a propósito de la conferencia del Presidente Recep Tayyip Erdogan en el Instituto de Altos Estudios Nacionales


El 4 de Febrero 2016, se organizó en el IAEN una conferencia del Presidente de Turquía Erdogan, como “acto académico” llamado “Política exterior de Turquía y Latino-américa”.

Apenas un mes antes, el 11 de Enero de este mismo año, 1158 profesores universitarios de Turquía habían firmado un manifiesto denunciando las violaciones de los Derechos Humanos de parte del gobierno del presidente Erdogan y “la masacre deliberada y planificada” del pueblo kurdo. Terminaban diciendo “No seamos cómplices de este crimen por nuestro silencio”. El presidente los acusó de traición y de apoyo al terrorismo y varios de ellos fueron detenidos e interrogados.

El gobierno turco permite la salida por su territorio del petróleo del Estado Islámico (Daesh) para ser vendido al exterior, en particular a Israel. Esta operación finanza la organización política y militar de un estado fuera de la ley y sus prácticas terroristas en Irak y en Siria, como en otras partes del mundo. El gobierno turco favorece también la entrega de armas al mismo Estado Islámico de manera directa e indirecta.

Lejos de ser un factor de paz en la región, el poder turco apoyó regímenes que querían imponer sistemas políticos en contra de la voluntad de sus propios pueblos. Además él ha sido un aliado incondicional de los Estados Unidos en sus políticas de hegemonía militar en el Medio Oriente.

Por estas razones, no podemos aceptar que el IAEN, en vez de solidarse con los colegas universitarios turcos, haya recibido el presidente Erdogan y declarado que el Instituto era su casa.

No podemos aceptar el no-respeto de la autonomía universitaria, por una imposición de un “acto académico” contrario a la voluntad de la mayoría de la comunidad universitaria, después del rechazo expresado por la Universidad Central.

No podemos aceptar una intervención militar y policial masiva en un campus universitario, digna de otros tiempos.

No podemos aceptar la brutalidad de la intervención de los servicios de seguridad turcos contra docentes y estudiantes del IAEN y personas de organizaciones sociales, y eso en un país soberano.

 

Letto 1385 volte
Vota questo articolo
(0 Voti)
Devi effettuare il login per inviare commenti
In primo piano
Canali Tematici